Diseñando autónomamente II

Antes de que pase el mes y se me enfríe aún más el tema voy a rematar el tema de las obligaciones con Hacienda de los autónomos, con la esperanza de algún desafortunado pueda encontar esta información útil.

Como ya dije en la primera parte, antes de nada hay que considerar el tipo de autónomo que es cada uno, pues la obligaciones pueden variar.

Estas notas hay que tomarlas más como una relación de los problemas que me fui encontrando y cómo los fui resolviendo, que como una “guía”, en el sentido de que yo no soy un experto en la materia.

El Modelo 130. Declaración trimestral del IRPF

Esta es una especie de mini declaración de la renta “clásica”.  Se suma lo que se ha ingresado, se le resta lo que se ha pagado y luego se le da una parte a Hacienda.

Es el primero de los modelos que tuve que presentar a Hacienda;  no todo el mundo tiene la obligación de presentarlo.

Sólo hay que presentarlo en caso de que se hayan recibido bastantes (más del 30%) ingresos sobre los que no haya efectuado ya la retención del IRFF (acerca de este dinero que hay que restar al facturar hablé en el post anterior).  Si en la mayor parte las facturas emitidas ya se ha restado el IRPF no es necesario presentar el 130.  En teoría.

Cuando uno se da de alta como autónomo (ya digo que yo usé el modelo 037) se puede obligar voluntariamente a presentar el 130,  independientemente de que haya retenido en el 70% de sus facturas o no.  Esto es algo que me intentaron explicar cuando rellené el 037 pero de lo que no me enteré porque me sonaba todo a chino; así que me di de alta en la obligación.

El Modelo 037 tiene una sección específica para determinar cómo el autónomo se las a va a tener que ver con el IRPF.  Además de marcar la casilla (la 600) en la que te das de alta en la obligación de presentar el modelo 130, también eliges cuál es tu “método de estimación en el IRPF”: objetiva, directa normal o directa simplificada.

En mi caso, me dijeron que “directa simplificada”. He investigado un poco lo que es la estimación objetiva (llamada por módulos) y la directa normal  y salí un poco espantado. Como en mi caso no me hacia falta profundizar más, ahí me quedé en este tema.

Lo que sí que sé es que como mi estimación es “directa simplificada” y en todas mis facturas me quité el IRPF no tenía la obligación de presentar el 130; como me auto-obligué, pues tuve que presentarlo por webos.

Lo que voy a hacer es, mediante un 037 darme de baja la  obligación voluntaria y ahorrarme un papelajo el próximo trimestre.

En cualquier caso, voy a explicar casillita por casillita, cómo se rellena. Voy a ser un poco redundante para que el que lea esto sin tener el modelo delante lo entienda.

01. – Aquí se ponen el total facturado (sin sumarle el IVA) de lo que va de año, fruto de la actividad profesional. Es muy importante tener en cuenta que no es lo que se haya cobrado; es lo que se haya facturado. Eso quiere decir que si se ha emitido una factura pero no se ha cobrado aún… pues es una putada, porque se van a pagar impuestos como si se hubiera recibido el dinero. Desde ese punto de vista es bueno hablar con el cliente para retrasar la emisión de la factura si el cliente no está convencido de que vaya a pagar durante el trimestre.

02.- Los gastos deducibles (sin sumar el IVA) de lo que vaya de año. En el apartado de “Llevando la contabilidad” del post previo explico lo que son estos. En mi caso no me recomendaron añadir el “5% de gastos de difícil justificación” que se mencionan en las intrucciones para rellenarlo, pero hay quien sí los añade.

03.- Los “beneficios” (ingresos – gastos); la 01 menos la 02

04.-El 20% de los beneficios, que es el dinerito que mamá Hacienda se va a quedar al final.

05.- Lo que ya se ha pagado a Hacienda en los trimestres anteriores.

06.-Lo que que ya te ha retenido Hacienda en las facturas que uno ya ha emitido (el IRPF que se le ha restado a las facturas)

07.- Lo que toca pagar Hacienda (la 04) menos lo que ya se ha quedado (la 05 y la 06). A esta cantidad luego se le pueden deducir algunas cosillas.

De las actividades agrícolas, ganaderas, etc… (la sección II, casillas 08 a 11) no puedo decir mucho.

12.- Esta casilla está para sumar el conjunto de actividades (las agrícolas y las no agrícolas). En mi caso es igual a la 07.

13.- Esto es lo de los famosos 400€ de Zapatero. Se pueden poner aquí 100€ cada trimestre que Hacienda no te va a quitar en ese momento.

14.- Lo que se va a pagar menos los 100€ (la 12 menos la 13) que te puedes deducir.

15.- Resultados negativos de trimestres anteriores. Hum… de esta no estoy muy seguro. Como era mi primer trimestre, pues no puse nada.

16.- Esto es para los que tengan hipotecas. Yo no tengo, me libré de esta casilla y no sé lo que hay que poner.

17.- Lo que tienes que pagar menos lo de ZP (la casilla 14), a la que se le quitan la 15 y la 16. No rellené ni una ni otra, así que tampoco puedo decir que es esto.

18.- Esto es para declaraciones complementarias; es decir, si se presenta esta declaración para corregir otra ya entregada.

19.- El resultado final. Lo que hay que pagar este trimestre.

En resumen y muy simplificado: con cantidades sin IVA, lo que se ha cobrado menos lo que ya se ha pagado a Hacienda (en trimestres previos y en IRPF de facturas);  se le hace el 20% y se le restan los 100€ de ZP.  Eso es lo que toca pagar.

El Modelo 303. Declaración trimestral del IVA

Con este modelo se le devuelve a Hacienda el IVA que uno se ha cobrado en las facturas emitidas, menos el IVA que ha tenido que pagar en gastos deducibles.

Hasta hace nada era el modelo 300, pero se ve que unificaron varios modelos en este modelo nuevo.

En el modelo 037 de alta de autónomos hay otra sección específica para establecer la relación entre el autónomo y el IVA. Yo tampoco me enteré de lo que hacía cuando lo rellené, pero el caso es que, siguiendo las indicaciones de la funcionaria que me antendió, me di de alta en el régimen general.  Del 303 creo que no se libra nadie, en cualquier caso.

Mi modelo 303 es muy sencillo, porque no he adquirido ningún bien de inversión (ni muebles, ni equipo informático caro ni nada por estilo). Cuando uno adquiere inversiones tienen que amortizarlas con unas tablas muy majas que hay por ahí. Todo lo que compré tenía un valor inferior a 600€, así que no tuve que amortizar nada de nada.

Además, no importé bienes ni inversiones ni dentro ni fuera de la comunidad europea.

Simplemente rellené las siguientes casillas:

07.- El total de las facturas que emití, sin el IVA. Vuelvo a hacer el mismo comentario que en la sección de antes: no es el IVA ingresado; es el IVA facturado, aunque no se haya cobrado aún.

08.- El tipo de IVA que apliqué; un 16%, que es lo más general.

09.- Lo que cobré de IVA. El 16% de lo puesto en la casilla 07.

Las otras casillas 01,02,03 y 04,05,06 están para poder colocar otros porcentajes de IVA que también se pueden aplicar.

21.- El total de IVA cobrado. En mi caso, que sólo aplicó IVA del 16% es exactamente lo que puse en la casilla 09.

22.- El total de gastos deducibles, sin el IVA.

23.- El total del IVA pagado.

De las casillas 24 a la 33 son para gastos e inversiones dentro y fuera de la UE.

37.- La suma de IVA pagados. En mi caso, que sólo adquirí cosas en España y además ninguna inversión, es justo lo que puse en la 23.

38.- El IVA cobrado menos el IVA ya pagado (la 21 menos la 37, en mi caso)

39.- Como yo estoy en Madrid, yo pago todo, el 100%, al Estado.

40.- Se hace el porcentaje que haya en la 39 a la casilla 38.  Como en mi casilla 39 tengo el 100%, la 40 es igual que la 38

46.- Lo que hay que abonar a Hacienda en concepto de IVA.

De la 41 a la 45 no puedo decir nada, ya que no las tuve que rellenar.

El resumen es: se coge el IVA que se cobrado y se le resta el que se ha pagado. La diferencia se paga a Hacienda.

Compras al extranjero

Un apunte. Soy un usuario habitual de Amazon, tanto .com como .uk; también compro a través de otras tiendas online. Eso sí, siempre cosas “pequeñas”.

Es posible añadir sin demasiado problema los gastos en la declaración del IRPF (el 130). Vamos, que se pone como un gasto más. Meterlo en del IVA es un poco más lío.

En el caso de la UE hay que hacer una declaración informativa adicional indicando a qué vendedor autorizado se ha comprado el producto.

Para USA es un historión. En teoría, tienes que pagar impuestos en la aduana. Claro, por un libro de 20$ no te suelen parar el envío, así que se supone que hay que volver a aduanas, pagar el IVA y así luego descontarlo en la declaración. Si se compra software por internet… pues es que ya no se sabe ni por dónde empezar. Al final, si no se ha pagado IVA y no es algo “gordo”, casi mejor olvidarse de meterlo en el 303 (eso sí, sí puede ir en el 130).

La web de Hacienda

Durante todo el tiempo que estuve liado con estos dos modelos mi mejor amiga fue la web de Hacienda y el certificado digital.

El certificado digital es muy fácil de obtener. A mí apenas me llevó media hora (eso sí, en horario de mañana), ya que tengo una oficina del registro muy cerca. Me ha permitido presentar y consultar todas mis declaraciones desde casa al módico precio de usar el Explorer. Muy recomendable para cualquiera.

A la web de Hacienda cuesta un poco pillarle el truco. Sobre todo, diría yo, es por lo poco orientado que llega uno cuando tiene que hacer su declaración. Entre que se utiliza un lenguaje que no es “de la calle” y que uno no sabe exactamente qué modelos le toca y qué modelos no, se está vagabundeando más de la cuenta. La entrada más normal debe ser esta, para posteriormente ir viendo los “puede tramitar”.

Obteniendo ayuda

Durante todo este mini calvario (yo es que me pongo muy nervioso si no sé lo que estoy haciendo) empecé tirando de foros de internet y conocidos.

El problema que encuentro es que, aunque al final mis declaraciones son tremendamente simples y fáciles de hacer (Dios me oiga y no me mande requerimientos) el tema tiene mucha, mucha profundidad, y es muy complicado ir directo al grano sin perderte en otras historias o meterte en temas más complicados que luego no te afectan los más mínimo.

En ese caso es cuando echas en falta alguien que te diga “mira, a esto no le hagas ni puñetero caso”.

Otra cuestión además no es tanto el presentar “bien” las declaraciones, como el presentarlas de una manera “óptima”. Se plantean dudas sobre si no estarás haciendo el tonto por no presentar determinados gastos o si estarás cometiendo tremendos actos ilegales por presentar otros.

Una fuente de información útil, muy a tener en cuenta, es el teléfono de atención tributaria. Dependiendo de la amabilidad del funcionario, pues se saca más o menos información, pero en cualquier caso es un buen lugar al que acudir para resolver dudas.

Al final tengo que reconocer que me rendí y acudí a una asesora que tengo justo bajando a la puerta de mi casa. Por 20€ me dedicaron el tiempo suficiente (30 min) para explicarme muy bien cómo rellenar los documentos y qué cosas se podían hacer y qué no. Luego los presenté yo por internet y punto.

Cuando bajé, es cierto que yo creo que ya tenía más del 85% del conocimiento que necesitaba para rellenarlo todo bien, así que creo que aproveché muy bien el tiempo.

Otra opción que pensé fue el ir a la delegación de Hacienda a preguntar, pero sólo de pensar en las colas me eché para atrás.

Moraleja. Enterarse de lo básico en internet, sacar el certificado digital, trastear intentando rellenar los modelos y, tras un día o dos de dedicación, el suficiente para tener ya algunos conceptos claros, acudir a alguien que de verdad sepa del tema, para ahorrar un tiempo que, más en el caso de un autónomo, es dinero.

Pues hasta aquí estos posteos tributarios. Cuando haga la declaración anual o me dé de baja de autónomo lo mismo me da el volunto y escribo algo más pero lo que me pide el cuerpo es dejarme ya de tontería y ponerme con lo que me gusta, el diseño de juegos.

Tags: , , , , , , , , , , ,

  1. Felilove’s avatar

    Buenas.
    Tal y como hablamos, te comento ciertas informaciones recabadas sobre el alta y la baja de autónomos.

    – El modelo a cumplimentar, efectivamente, es el 037, a pesar de lo que digan los folletos,las webs o lo que sea.

    – Hay profesiones exentas de IVA. Es decir, que no añaden IVA a la hora de facturar y que no hacen declaración trimestral. Tales profesiones están numeradas en el artículo 20.1.26 de la ley 37/1992. En hacienda, en información (letra D, si vais a la central de Madrid) os informarán de cuáles son. Para orientaros, os digo que son, en general, profesiones artísticas. No las recuerdo pero por ejemplo, la de guionista está exenta de IVA.

    – La oficina de la seguridad social de Guzmán el Bueno se ha trasladado a Santa Cruz de Marcenado, 22.

    – Debéis llevar a la Seguridad Social fotocopia del DNI, fotocopia del 037 (una vez entregado en hacienda, o sea: fotocopia de la copia sellada) y número de cuenta corriente (esto último no es 100% obligatorio pero sí 100% recomendable).

    – Si estás cobrando la prestación del paro, dejas de cobrarla al darte de alta como autónomo. Para volver a cobrarla sólo tienes que darte de baja y llevar los papeles que demuestran qeu te has dado de baja (la copia sellada del 037, imagino). Esto último no lo he hecho pero sí le he preguntado.

    Espero que esta información le sea útil a alguien. A mí los posts sobre el tema me han sido útiles. Gracias!

Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>