Simplemente, un videojuego

Tengo que confesar que estoy jugando a un videojuego.  Sin más. Y hacia mucho tiempo que no lo hacía.

No es una obra de arte interactiva (quizá sí); no quiere contar nada;  no quiere decir nada. Sólo quiere entretener. Según los creadores “mejorar la calidad de vida de la gente mediante el entretenimiento”. Y, desde mi punto de vista, lo consigue.

La semana pasada tuvo lugar en Madrid la segunda edición del Idéame. Un evento organizado a la par entre Nintendo España y la Universidad Complutense, en el que se organizan un par de días de conferencias y de muestras de títulos que van a aparecer en las próximos semanas.

El año pasado tuve la suerte de poder conversar con los creadores de Max and the Magic Marker y con los de Swords and Soldiers. Para una industria para mi gusto ya tan endogámica como la española siempre es un soplo de aire fresco poder relacionarse con desarrolladores extranjeros. Este año he podido conversar con Tyrone , de Nicalis y con Alex Neuse, de Gaijin Games.

Con mis respetos a Tyrone y a su increíble Cave Story, hoy quiero hablar del cuarto juego de la serie Bit.Trip: “Bit.Trip Runner

No quiero hablar mucho de la serie Bit.Trip. Tan sólo comentar que son 6 juegos (sólo 4 han visto la luz hasta ahora) de WiiWare con una estética muy retro y un gameplay simple y directo. Además, vinculan las acciones del jugador a la rítmica de la música, de manera que potencia notablemente la inmersión.

Bit.Trip Runner es un juego endiabladamente complicado. Desde el punto de vista del mercado actual podría ser el antijuego. El jueves, en Idéame, era el juego más exitoso con diferencia. Las tres chicas de buen ver que llevó la organización para enseñar los juegos que se exhibían, estuvieron jugando más de una hora (y más de dos) mientras todos los asistententes estaban en las conferencias. Y las carcajadas y los gritos resonaban en todo el pasillo.

Me consta que no es un éxito de ventas y que lo han criticado precisamente por la dificultad. Pero a mí me tiene enganchando y no voy a parar este fin de semana hasta que termine con los tres niveles que me quedan.

El juego es la pura definición de flow, del videojuego como aprendizaje, del “una partida más”, de la progresión niveles. Y sin pretensiones de ser profundo, diferente, “especial”. Es un videojuego de los 80 creado en el 2010,  con todo su espíritu. Y hecho con un cariño y una dedicación que se percibe al jugarlo.

Hacía mucho tiempo que no jugaba a un videojuego. Creo que desde el Katamari Damacy. Muchas gracias a Alex y a su equipo. Les deseo toda la suerte del mundo.

Tags: , , , , , , , , , , ,

  1. Josich’s avatar

    No conocia para nada estos juegos. Quizás por no tener una Wii, lo sé me estoy perdiendo un montón de juegos interesantes ;P

    La verdad es que se echan en falta esa serie de juegos de temática absurda cada cual mas descabellada que tan gratos momentos nos ofreció en el pasado. La verdad es que es en la escena indy donde hay que mirar para encontrar originalidad.

    Quizás el que mas me ha marcado ultimamente ha sido Machinarium. No brilla por su mecánica pero si por su arte y dificultad en los puzzles que a veces son endiabladamente irracional.

    En fin, un saludo tio

Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>